Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 abril 2014 4 03 /04 /abril /2014 22:15

 

CAP8

 

 

Carlos Andrés Pérez aseguró que el triunfo del fallecido Chávez se basó en la elección de un “vengador” y no de un presidente de la República. Siendo víctima del complot mas vergonzoso de la vida democrática de Venezuela, nos indico que el rol de esta etapa política del país ha sido la venganza de un pueblo por errores de los gobiernos de la etapa democrática del país; destacando que hoy por hoy, gozan de una mirada de respeto y reconsideración popular.

 

La situación actual del país es fácilmente comparable con la posguerra alemana del 1945. El hambre como la incapacidad de producción nacional para satisfacer las necesidades del país, como el desempleo y la inflación solo superable en la “incomodidad social” por los altos niveles de inseguridad como la ausencia total del modelamiento político necesario para lograr establecer la esperanza de un fin de esta crisis nacional.

 

La caída espantosa de la institucionalidad del Estado, el rol del protagonismo de la dirigencia política de muchos factores del país (oficialismo y oposición) hacen mella en las posibilidades de retomar una postura que logre desmembrar con la fuerza necesaria en la lucha por el rescate nacional de los valores, la economía, la institucionalidad del país. Esto logra verse en ejemplos patéticos del día a día.

 

La boliburguesia solo comparable con las riquezas obtenidas del manejo turbio de dirigentes de oposición que hacen que el ciudadano común no logre salir del asombro, cuando estos, hablan de recuperar al país o de la democracia. En esta materia, visualizar como uno de los “empresarios” más importante en centro América en la persona de un exgobernador, como el caso de Manuel  Rosales Guerrero y muchos de su entorno, es de profunda reflexión para la nueva dirigencia política del País.

 

Estos momentos logran generar fuertes acciones hacia unos y otros con la dureza de los tantos  venezolanos que hoy vivimos en un “país en posguerra”. Logrando vivir una  Venezuela en quiebra con un barril a 110 dólares; pero en este embrollo hay que destacar que la democracia venezolana construyo un país con el barril a 7 y 9 dólares.  En conclusión sobre esto la suerte de la democracia se baso en las fortalezas de la institucionalidad y una dirigencia comprometida por valores políticos cuyo modelamiento fue digno.

 

La imposibilidad de una auditoria veraz en la administración de estos últimos 16 años, como una impunidad reinante en el sistema nacional, señala lo grave de la corrupción del régimen chavista y hoy Madurista que solo indican de la necesidad de salir de este marasmo en el marco de ciudadanos, capaces de liderar los valores sociales y una economía basada en la reconciliación nacional y la justicia necesaria.

 

Finalmente estamos pendiente y dando la cara en cuanto al “deber ser”. Hoy la reconciliación de factores por intereses “comunes” y no precisamente el mejoramiento social hace que estos escritos y verdades mencionadas por Carlos Andrés Pérez en el 1997, logra hacer entender su vigencia y su pertinencia en lo que hoy vivimos en la Venezuela libre que teníamos y particularmente propiedad de los venezolanos.

 

@joseponsb

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by jose ernesto pons b - en politica
Comenta este artículo

Comentarios