Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
11 mayo 2009 1 11 /05 /mayo /2009 14:43

CÁTEDRA.                                                                                                               José Pons


«La colonización española de Venezuela se va haciendo por etapas. Los primeros en llegar son aventureros sin nombre, ni fortuna, que se reproducen con las indias del lugar. Después llegan los segundones de la península, sin un centavo, pero con apellidos distinguidos. A través de sus hijas, los primeros colonizadores entroncan con estos aristócratas. Así nacieron ‘Los Amos del Valle’. Una oligarquía despiadada y cruel, de dudosos ancestros, con fortunas logradas mediante el tráfico del cacao». Herrera Luque (1.979)

 

Una peculiar versión del largo primer momento del origen del país. En el universo de esta novela y sus esenciales protagonistas viven y actúan, de un lado, los aristócratas mantuanos, las veinte familias descendientes de los primeros pobladores de la región, los «Viajeros de Indias» que llegaron a Venezuela a comienzos del siglo XVI; del otro, el resto de la población venezolana: blancos recién llegados o «blancos de orilla», pardos, mulatos, indios, negros esclavos.

 

En una análisis psicosocial de esto, que pone en evidencia, como el actual proceso dinámico de la Venezuela participativa, pone ya hoy en día el riesgo de terminar la posibilidad que este fenómeno heredado por la burguesía criolla colonial y presente hoy, ya no, por linaje, sino, por las grande fortunas bien o mal habidas, han dado a la patria, un acentuado y perceptible sentido clasista basado en formas despiadada de entender el Gobierno local o regional.

 

La economía cacaotera y la lucha de clases entre mantuanos, pardos, negros, indios, zambos y mestizos, destacan hoy, por la economía petrolera, los obreros, los hediondos, la chusma o descamisados; que fuera de todo privilegio, se le cercena hasta la posibilidad de pensar que es, lo mejor para ellos mismos. Lamentablemente, en la mente de muchos gobernantes, sus entornos familiares y de amigos sociales, se observa más este fenómeno; en los municipios foráneos, poco descubiertos y desarrollados, éstos «Amos», han llegado al colmo de ver a los ciudadanos, con una visión, de quienes son gente y quienes no lo son, quien tiene derecho a debatir o reclamar y hasta donde pueden llegar en su éxito, personal y económico.

 

No somos un agregados de individuos o una sumatoria de individualidades, somos un pueblo organizado, formados en universidades, críticos y muy sensibles al manejo de la dignidad humana; estos manejos; además, de parecer colonialistas, nos parecen formas perversas de interpretar la «suerte» de algunas familias que han logrado atesorar fortunas, creyendo que esta situación, les confieren el derecho a otorgar juicios de valor a los semejantes.

 

Los capitales, los club de amigos, el apellido de abolengo y las grandes tierras, ganaderas o no, son parte de formas que facilitan a cualquier régimen asentarse en la conciencia social. Carga social que estos heredan de forma concupiscente, manifiestas en las prácticas de usar la dignidad de los demás a favor de puntuales favores, para luego ofrecer las migajas que les sobran, a quienes los rodean.

 

Visiones encontradas y nuevas generaciones, entre clasistas y renovadas formas de gobernar, el caso de la social democracia, facilito el crecimiento social del país, otorgándole a este la capacidad de reaccionar y accionar con dignidad la justicia, la ecuanimidad y el valor necesario para enfrentar estos vestigios de soberbia social existentes en estos grupos, que ante la actual debacle de privilegios se identifican por el manejo de dineros para lograr sus fines.

 

Finalmente, la heterogeneidad general es indispensable para el funcionamiento social, los derechos a la vida, al respeto a ideas y la iniciativa personal, logran florecer la cultura de la armonía social. El antagonismo facultad natural de la soberbia que envenena la coexistencia y el odio de clases incrementa la necesaria. Esto nos conlleva a la oportuna intervención ciudadana.

                                                                                                                                              
Venezuela, 25 Agosto 2.008 

Reconocimiento al profesor,

José Del Grooso, de la

Universidad de los Andes.

Repost 0
Published by jose ernesto pons b - en politica
Comenta este artículo
11 mayo 2009 1 11 /05 /mayo /2009 14:11

OTRA OPINIÓN                                                                                                                              JOSÉ PONS B.

Pruebas Históricas Del Desarrollo

 

El desarrollo, ofrecido de forma tímido y temeroso, para lograr las posibilidades de superación, han sido las banderas de generaciones de dirigentes políticos, que solapados en la religión, en la social democracia y hasta en el socialismo democrático, impulsaron una calidad de vida como eje central para lograr en ella, grandes fortunas y herencias apetitosas para castas que históricamente, fueron enemigos ocultos de la educación y el crecimiento social en Venezuela.

 

Hoy en día, luego de años tras años de “ordeñar” las vacas gordas de la democracia venezolana, se ven agobiadas por sus propios frutos. Los amos del Valle han quedado descubiertos por el nivel de participación activa, de los diferentes extractos sociales de la nación. Aspectos interesantes que sabremos agradecer a alguien en la historia política de Venezuela, aunque esta participación se torne en un futuro en su propia destrucción.

 

Estamos conciente que la lucha del poder, del cambio y la necesidad de reglas claras en el marco de la democracia, son imperiosas. Estamos como pueblo sedientos de un Estado que se ocupe del desarrollo y el crecimiento del ciudadano, sus familias y la sociedad. He allí el meollo de la cuestión. No creo que sepamos como hacerlo, pero si el fin, que buscamos para el País.

 

La vida digna, el sentido real de la vida social, como sostén de la transformación del entorno económico, cultural, social y físico, se convierten en transformaciones producidas directamente por el deseo de respeto, calidad de vida y de desarrollo sustentable de un pueblo que desea ser el protagonismo de su propio cambio. Un estado representativo a uno participativo, y ahora requerimos de un Estado facilitador de las potencialidades de nuestros compatriotas.

 

Las miserias exaltadas, las pobrezas sublimadas en líderes fabricados, las tristezas elaboradas y la compasión transformada, son partes de las pruebas del desarrollo de esta nación. Resultados, rechazo, criticas y búsquedas de medicinas que a la larga fueron peores que la enfermedad. Sabremos entender que la historia nos indica que el fin social es valioso, las futuras generaciones de venezolanos requieren de un concepto y una vivencia renovadora, fresca y placentera.

 

Verdades que por sabidas, son calladas, por calladas son ignoradas. Hicieron de estos patrones conductuales progresivamente, transformadores  de antivalores que estimularon la conversión de valores reales; vivir lo que heredamos de estas generaciones de dirigentes pequeños, dentro de la posibilidad de cambiar un gran país.

 

Buscamos de forma abrupta y desesperante en darle un parado a esa centrifuga corrupta, fuese como fuese. No miramos que la necesidad de curarnos de estos males originaria una implosión social, que nos condujera por otros derroteros. Seguimos en la historia vivida, con atenuantes graves que hoy atentan contra la libertad, el éxito, la prosperidad personal y social.

 

La obra del Estado Social debe basarse en no buscar la gratitud en gobernar. Puesto no se Trata de repartir favores como logro de una gestión gubernamental, sino, de restaurar los derechos individuales en nuestros pueblos, logrando así, la transformación del  concepto de sí mismo, y transformar a través de políticas de estado, ciudadanos con dignidad, respeto de si mismos y deseos de prosperar.

 

Un proyecto de país, que asuma en la singularidad de la transformación del nivel municipal, al deber ser, de una nación, utilizando sus atributos culturales, las fuerzas morales y el retorno a los valores básicos del desarrollo y crecimiento personal, familiar y social. Que asuma en las raíces de todos estos elementos el inicio de una Venezuela exitosa.

Maracaibo,  03 Enero 2.007

Reacciona es tiempo de actuar por el país

Repost 0
Published by jose enrensto pons b - en politica
Comenta este artículo
29 abril 2009 3 29 /04 /abril /2009 10:33

CÁTEDRA DIGITAL                                                                                                         JOSÉ PONS B.

 

Es fácil hablar de moral, ética, de libertad y de Democracia, de procedimientos administrativos y de gerencia local en el desarrollo de actividades dirigiendo organismos públicos, que además de proveerlos de poder; las cantidades de recursos financieros y disposiciones legales otorgan a personas el destino de vidas locales, regional y nacionalmente. El poder de por sí, impulsan en los hombres adrenalina pura, enciende la pasión y se establecen costumbres y  esquemas  en estos “lideres” de la política. (Seguro estoy, que es por ello que se desdibujan de la realidad económica y de la vida misma de sus conciudadanos)

 

Esto indicado, no tiene que ver directamente con el discurso de la dedicación humanitaria, del hábito del servicio público, del aporte a la patria, la libertad, la democracia, el proceso revolucionario, etc., etc., etc. En estos cuentos que seriamente no creen estos dirigentes de partido, pretenden que los ciudadanos se coman este cuento y logren en sus fantasías enfermizas hacer creer de una honorabilidad que a trocha y mocha nos quieren vender, pero que su fragilidad es tan grande que no resiste un pequeño soplo infantil.

 

Sustentar las vidas, su futuro y la de las varias generaciones de su familia con el heraldo público, es ilegal, deshonesto, e inmoral. Mas todavía, cuando pretenden estos mercaderes o negociantes de la política, asumir estos recursos con visión personal, manejando estos, con criterios personales y cercenando así  el derecho de todos de invertir, planificar y ejecutar a beneficio de todos los zulianos o venezolanos, del medio ambiente o de la ecología misma.

 

Inversiones en USA, Panamá, Cuba, Europa o Rusia, igual se saben, no se comprueban por temores o los riesgos legales que existen, o sencillamente, por miedo a morir en un fulano atraco. Pero la sociedad los identifica y señalan con gran agudeza. La triste revolución, impulsando estos negocios de parte y parte, permiten que muy pocos atesoren o hagan fortunas, logrando con esto conciudadanos empobrecidos por las limosnas que les permiten recoger, para que nunca logren estándares de vida dignos.

 

Son tan sinvergüenzas, que su negocio es la política, únicamente el uso del poder para beneficiarse, es la real política venezolana, desde salas situacionales donde se financian maquinarias partidistas, hasta reparto constantes de obras para ejecutar por contratistas, familiares de los miembros de gabinete sin importar su latitud nacional, regional o municipal. Bancos que se prestan para usarse como caja chica de campañas a nombre de Misiones o Programas gubernamentales e institutos nacionales que abiertamente ofrecen estos panoramas con los recursos del País.

 

Se jactan de su poderío partidista, menospreciando y en muchos casos acabando la mística praxis política de organizaciones que luchan por objetivos políticos (Partidos Pequeños), a estos los descalifican y menosprecian. Utilizándolos únicamente en momentos electorales y luego como tal cual “condón”, al basurero de los recuerdos. Sus  equipos bien pagados trabajan por objetivos trazados, promotores, dirigentes, camaradas batallones gozan de sueldos que oscilan ente 800 y 1.200 BsF. ¡Así, quién no tiene maquinaria poderosas  Dios mío¡

 

                                                                                                 Venezuela 03 de Agosto 2.008

Repost 0
Published by jose enrensto pons b - en politica
Comenta este artículo
29 abril 2009 3 29 /04 /abril /2009 10:24

Entre Papeles.                                                                                                                                       José Pons B.

 

La mal entendida unidad política en Venezuela, ha permitido construir muros infranqueables entre los diferentes factores de oposición que se ven menguados en participación, recursos económicos y crecimientos amorfo de forma y de fondo, de algunos factores o partidos, que trocha a mocha van destruyendo la disidencia, la critica y la participación democrática; esencia de la libertad.

 

Las organizaciones políticas han equivocado su rol dentro de la sociedad, cuando encasquillados de esquemas tradicionales, se permiten mostrar la vivencia de modelos atrasados, antidemocráticos y  que evidencian el caos de la conciencia de quienes dirigen algunos partidos políticos venezolanos; sean de oposición o del oficialismo los cuales ambos caen en el mismo “juego” macabro de las cúpulas partidistas.

 

Unidad. (Del lat. unĭtas,-ātis). f. Propiedad de todo ser, en virtud de la cual no puede dividirse sin que su esencia se destruya o altere. De esta definición, podemos entender que esto no es lo que requiere la vida política venezolana, ya que si algún factor se divide o no se une al lote, la democracia, la libertad y el país no se irían al traste por ese hecho.


Nos queda entonces la coalición política, como objeto de análisis
Se conoce como coalición política al pacto entre dos o más partidos políticos, normalmente de ideas afines, para gobernar un país, una región u otra entidad administrativa. En la mayoría de los regímenes democráticos, las coaliciones están permitidas y se producen cuando un sólo partido o grupo político no tiene los suficientes apoyos para éxito electoral.

Ejemplos de coaliciones políticas, Alianza (argentina, centro-izquierda) Alianza por chile (chile, derecha) Alianza por el futuro (Perú, fujimorismo) Alianza unida iraquí (Irak) Ceda (España, años 1930, derecha) concertación de partidos por la democracia (chile, centro-izquierda) frente amplio (Uruguay, centro-izquierda) frente de centro (Perú, acciopopulismo) frente democrático (chile, centro-derecha) frente amplio progresista (México, centro-izquierda) Frepaso (argentina, centro-izquierda) frente popular (varios países, izquierda) frente nacional (Colombia, centro) izquierda unida (varios países, izquierda) juntos podemos más (chile, izquierda) unidad nacional (Perú, social cristianismo)

Este concepto tanto para UNT, como para el PSUV, son compromisos obligatorios ya que su ventaja se ve menguado si factores minoritarios logran a parte una coalición que no les permita a estos optar por el poder. Entonces la unidad se concibe para estos en unidad para que ganen ellos, y los demás organizaciones políticas se van al traste tal cual mirones de piedras; utilizados como siempre por estos y haciendo de estas prácticas una costumbre.

 

Se denomina coalición electoral a la agrupación de partidos políticos distintos con el objetivo de presentar una candidatura única en un proceso electoral, bien sea en todo el territorio de la región, nación o área política, bien en zonas determinadas. Por lo tanto, el clamor popular del ciudadano en que se pongan de acuerdo los diferentes sectores políticos tiene que ver en verdad en el juego claro de una coalición política, para obtener una coalición electoral en estos momentos del país, o viceversa.

 

En otra definición encontramos, COALICIÓN POLÍTICA: En los sistemas políticos multipartidistas, lo corriente es que ningún partido logre por sí solo la mayoría necesaria para gobernar con exclusión de los demás. A lo sumo puede lograr la ubicación de primera minoría. Para gobernar el país, varios partidos grandes y pequeños deben formar una coalición. Tal coalición generalmente consiste en un acuerdo sobre dos aspectos: en base a las coincidencias o aproximaciones programáticas, definir un programa de gobierno; y en base a la confrontación de equipos y aportes, definir una distribución de los puestos gubernamentales disponibles.

 

Argentina, Patricia Bullrich, La líder de Unión por Todos, afirmo, su vocación de construir un espacio de oposición junto con el ARI de Elisa Carió y otras fuerzas afines, para delinear “una coalición política y social” además que plantea una coalición, va más allá de un evento particular  para desarrollar una política de vida en esta coalición.

 

Venezuela, el Zulia y los municipios exigen de sus representantes políticos, y aclaro, de cada una de las organizaciones, el M.A.S los masitas, de AD. los adecos, UNT  los azulitos, PJ, los amarillos, etc. una coalición que haga sentir en realidad la concreción de políticas que aseguren de diferentes perspectivas que las ventajas de uno y las desventajas de otros, puedan ser satisfechas para el logro final. El mejoramiento continúo del estándar de vida de los venezolanos, el medio  ambiente, la democracia y la libertad.

                                                                                                                                             Venezuela 30/05/ 2.008

Repost 0
Published by jose enrensto pons b - en politica
Comenta este artículo
29 abril 2009 3 29 /04 /abril /2009 10:20

ENTRE PAPELES                                                                                                                         JOSÉ PONS B.

 

Son tiempos propicios para que la sociedad civil, realice un acto de evaluación y valoración de nuestros parlamentarios, sean regionales o nacionales. Estamos presenciando en estos  tiempos de gran dinámica política, social y cultural, la urgente revalorización del rol de estos ciudadanos que ocupan un sitial de aportes en grandes exigencias personales y políticas.

 

En nuestros municipios Zulianos, sabemos qué diputados permanentemente han sido solidarios con la gente, sus derechos y la lucha por la democracia y la libertad. A pesar de ello, la presencia de estos parlamentarios no han logrado irrumpir con su opinión, ya que, han sido sencillamente parapetos y gestores de sus intereses personales, familiares y partidistas.

 

La  Constitución  Nacional y Regional establece las pautas generales de su ejercicio legislativo. Por otro lado, las oportunidades que consiguiesen realizar, con respecto a su nivel político, profesional o sencillamente en base a  las aristas que de su propio rol emergen, Tampoco se observan  actividades perceptibles, ó son tan pocas e inútiles que no se toman en cuenta al momento de su valorización.

 

Son tiempos difíciles, pero nunca dejan de ofrecer oportunidades para que estos bien asalariados funcionarios públicos pudiesen con creatividad dejar sembrada en su gestión una actitud, un modelo, una lucha o sencillamente los principios de un marco político que  dejen un camino  a seguir a los futuros legisladores. (Si los dejan llegar) Vivimos una pobreza parlamentaria, nunca vivida en Venezuela. Es por ello que abrimos  la discusión abierta y publica  de este tema vital e la vida política del Zulia.

 

El liderazgo tiene que estar acompañado por el conocimiento, la sensibilidad social, ambiental, económica, como también, el análisis del contexto político de las leyes a impulsar. Sino, carecerán de objetivos y proseguiríamos como hasta la fecha, de un club de afortunados que viven muy bien en base a nuestros votos.

 

La historia nos indica que la riqueza y la tos, nunca logran pasar por desapercibidas. Estos parlamentarios históricamente son “victimas” de la riqueza fortuita, su vil aprobación provee de ganancias  insospechables y de este juego macabro de socios hacen apetitoso el curul legislativo. ¿Es que será, que creen que la gente desconoce de esto?

 

Los Parlamentarios, deberán poseer una visión política, proclive al crecimiento y desarrollo de los ciudadanos, sus familias y sus comunidades, tendrán el valor personal de definir actos que vallan en contra de los intereses de pocos y sumara voluntades en la creación y promoción de cambios que  beneficien a sectores, a grupos y al colectivo Zuliano.

 

Me adscribo al enfoque del Estado Social, que afirma como paradigma de acción que todo legislador estará en la obligación de dar de si, si esperar en ello compensación alguna, aparte de  su sueldo como tal, su acción e iniciativas estarán regidas por sus aportes al ciudadano y su realidad social, ambiental, económica y cultural.  

 

 Finalmente, el perfil de un Parlamentario, se basara en sus habilidades para crear, ofrecer y apoyar los esfuerzos de la sociedad a la que representa. Sus destrezas estarán dirigidas a vencer la mediocridad de la burocracia, a resolver los escollos y relacionarse en la convivencia política  para logar las metas, y por último, el conocimiento, herramienta vital, que le permita ofrecer a su oportunidad un sentido de trascendencia y hacer de un ideal, la búsqueda constante de las respuestas oportuna.

 

Especialista en la Psicopolítica

Venezuela, 21 Enero 2.008

Repost 0
Published by jose enrensto pons b - en politica
Comenta este artículo
29 abril 2009 3 29 /04 /abril /2009 10:18


Es angustioso y desesperanzador lo poco que se puede lograr y convencer a la gente racional que nos ubicamos en el camino de la política local, regional y nacional, ver y entender  los espantajos  de propuestas políticas de un lado y de otro;  que únicamente comprometen a personas que buscan y logran enriquecerse de formas abrumadora de las arcas del patrimonio publico en todo nivel. 
 

Estamos en manos de intereses que van mas allá de lo normal, cuyo “dios” es el afán de lucro y el país que requiere de ecuanimidad, valentía y entrega se dirige al fondo de la cañería putrefacta de la ambición, de personas y grupos oligarcas y castristas que han concebido el poder para proyectos que no son afines con la paz, el éxito, el bienestar personal y familiar del venezolano. Esto es lo que únicamente podemos observar los que con inteligencia determinamos y concatenamos las variables subyacentes en lo sucesos que en la región y el país ocurren.

 

Las posibilidades de salir del barranco, están ligadas  a la sociedad que logre organizarse en base a los valores de la libertad, la democracia y la honestidad, como ejes de vida que tiene cualquier país con clara visión de y a donde se dirigirse. La falta de experiencias de nuestros países latinoamericanas, donde guerras, hambre y pestilencia no ha llegado, nos muestra con sencillez la falta de saber utilizar los PRINCIPIOS  para superar las crisis políticas.

 

Es por ello que la represtación de europeos en nuestras tierras nos permite gozar de modelos genuinos de construir un país, donde el trabajo honesto, la inversión estratégica  y la importancia de una exitosa formación han sido los pilares de grandes fortunas honestas en nuestras tierras. Bravo por estos italianos, españoles, portugueses, alemanes, norteamericanos entre muchos otros.

 

Ser socialdemócrata,  es hoy en día uno de los mayores galardones que podemos ostentar, nuestros corazones no se rinden ante la posibilidad de la esperanza que del pueblo emerjan lideres que logran vencer la sutil seducción del dinero fácil, por ver a un pueblo exitozo a nivel personal, familiar, tanto como gente como en lo económico. Esta, es la responsabilidad básica de un Estado Social y un Municipio regido con estos paradigmas  de vida.

 

Las posibilidades están en ti estimado lector, en nuestro autocompromiso de generar un municipio, una región y un país que se enorgullezca de sus valores y factores de movilización social dependientes de un bienestar que parte de lo local y se eleve como espuma a los niveles de  la totalidad del país. Organización, participación y desprendimiento son el pilar de las posibilidades de una oposición de lo pasado y  presente.

 

La reciprocidad, las lealtades comunes a los conceptos y luchas, la identidad ideológica y otro  variables de convivencia y lucha social, aparentemente se doblan por la deformada forma de hacer y vivir  la política actual. La imposición de leyes enfermas y deformadas en el marco de la democracia y la Constitución, el dinero, los contratos, el pago de servicios, la aprobación de permisos, entre otras, adornan las formas del régimen y de algunos sectores de oposición en la vida del país de hoy.

 

Las posibilidades de una oposición, para nuestra nación no es lo presente ni las formas del pasado, son las iniciativas y voluntades basadas en los principios referenciales que permitan al país  salir de lo que hay, enrubiando el destino personal, familiar y social hacia destinos de bienestar  que partan de posibilidades políticas, que abarquen las diferencia originadas en el cúmulo de aptitudes individuales que le proporcionen a la sociedad las diferencias naturales y necesarias.

Jose Ernesto Pons B.
Venezuela, 04 12 2007 

Reacciona es tiempo de actuar

Repost 0
Published by jose enrensto pons b - en politica
Comenta este artículo
29 abril 2009 3 29 /04 /abril /2009 10:06

ENTRE PAPELES                                                                                                                             JOSE PONS B.

 

En referencia a las realidades mencionadas por los dirigentes de oposición en concordancia a los hechos electorales pasados; pudiésemos inferir que el asombro de estos ante el rechazo a la propuesta que representaba el gobernador zuliano, (así nos hicieron ver ambos) hizo quebrantar al fin, el sentido irracional de la lucha de oposición al régimen.

 

Entre tantos factores, pocos se han detenido ha concebir realmente la necesidad de una deliberación que plantee cambios profundos. La fuerza moral, los valores reales y la necesidad de una empatía social llama con vehemencia a una justa reflexión. Cambios que deben  pasar por una visión de vida, un mensaje nuevo,  refrescante y mensurable, una propuesta económica sensible a la pobreza y la bonanza.

 

Con pan y circo o bufonadas de humo, hoy, no llegan lejos las propuestas de poder. Este país ha cambiado, los temores y miedos fueron dejados a un lado ante tanta iniquidad. Clubes de amigos, compadrazgos asfixiantes, intereses económicos, sociedades mercantiles y nepotismos malsanos entre otras, hicieron mella en un pueblo bueno y trabajador como el nuestro.

 

La lucha de calles, la demanda de derechos, el reclamo justo, podría ser parte de la solución. Convencidos de que la gente desea más que esto, el pragmatismo político se pinta también con sus limitaciones, quedando otros caminos que andar. La poca imaginación, la soberbia del poder y la escasa iniciativa como de creatividad, hacen el camino de la esperanza cada día más lejos.

 

Una muy desvirtuada relación con el electorado, decirle lo mismo y fallarle en los mismo, requiere un cambio profundo, nuevos lideres que emerjan con la frescura de una buena intención, compromisos con equipos críticos y respetados; gestiones  que dirijan con propiedad, programas de aplicación directa en la autoestima,  el crecimiento personal y familiar. Proveyendo de una base sólida al cambio social.

 

El discurso de la pobreza, la comida barata y servicios gratuitos, fulminan la motivación al logro, en el pueblo; destruyendo la fe en si  mismo y el apego a la tradición del trabajo y la superación .Ya establecido como política de una parte, como pretendemos crearla en la otra. No interpretan al pueblo, obvian lo más sentido, y pisotean la participación por temores

 

Una gestión de gobierno de adecuada referencia, fue dejada a un lado por popularizar el discurso, esto es el colmo de la estupidez. Fuimos testigos mudos, porque así lo quisieron, de un esfuerzo sobrehumano que con poca inteligencia se origino. Las raíces del proceso saturadas de populismo, engendran hambre y muerte para estos mismos. Sumados los esfuerzos y grandes inversiones, hacían de lógica buscar otro camino.

 

Los cambios profundos que requiere la política venezolana, de ambos lados, parten en incrementar el sentido del ciudadano de pertenecer a una nación que lo fortalece, a él a su familia y su sociedad. Donde la calidad de vida es producto de la dignidad de esta, y el trabajo que provenga como respuesta a un proceso sistemático de empleo municipal, regional y nacional, entre otras tan importantes como la sobriedad del trabajo. A esta verdad que llena satisface la naturaleza humana, se contradice con un socialismo eterno que destruye y empobrece.

 

 Reacciona es tiempo de actuar

Repost 0
Published by jose enrensto pons b - en politica
Comenta este artículo