Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
29 marzo 2010 1 29 /03 /marzo /2010 03:45

 

bandera-venezuela.jpg

 

Moverse entre mundos diferentes con una facilidad de la que normalmente carecen los miembros de Partidos Políticos rígidos o de Gobierno, es una ventaja que permite explayar la discusión del deber ser, sin contaminación alguna. Se trata de una capacidad que se desarrolla poco a poco, a veces a contracorriente con los propios deseos y que, sin embargo, permite valorar, conocer espacios, impulsar discusiones y actitudes que a la larga fecundan la cohesión con el ser.

 

La crítica nos permite discernir sobre un tema, situación o evento que ocurra en nuestro diario vivir, permitiendo establecer parámetros o condiciones que seguramente lograran ajustarse. Por otro lado, lograr incomodar a quienes pertenece la responsabilidad de la situación o del evento. Se asumen las dos por muy desagradables que  sean para cada parte. Inoportunas, nunca, cuando se habla del destino de una nación, una región o una localidad.

 

Tres aspectos básicos radican en esta actividad, pudiesen ser más, pero en este momento se asumen tres para globalizar la idea central;  el marco legal y constitucional del País, con las atribuciones y limitaciones que esta ofrece, por otro lado la postura seria de la discusión en cuanto a quien la plantea, dicho de otra forma, la intelectualidad, las potencialidades y el saber de quién las establece; la tercera el momento histórico y político que se vive en la Nación.

 

La Constitucional, no plantea mucha discusión, la normativa otorga los derechos a la libre comunicación e información, establece el piso de los derechos humanos en su plenitud y destaca el área de competencia entre lo público y lo privado. Lo cual cuando se invade en estas posturas críticas, y que deberán realizarse en cualquiera de las dos, cuando estas afecten las libertades democráticas, el Erario Público y la Seguridad amplia de los ciudadanos.

 

Es por ello, que logramos establecer con agudeza lo que criticamos, en base a un juicio sembrado en el conocimiento, la academia que te otorga en si la fortaleza de hacer entender, que es lo que pasa o deja de pasar, ofreciendo al corto y largo plazo consecuencias que para un país o una región, serán cobradas con creces por los sectores más débiles de nuestras sociedades. Pretender callar y condenar por las críticas de los entendidos no solamente es una tontería, sino una torpeza.

 

Públicas o privadas estas críticas, se hacen más por la urgencia del tema, que por el daño aparente que se crea al hacerlas; seguramente no logramos la aceptación de esta premisa, de lo cual para muchos tiende hacerse el termómetro del nivel intelectual de quienes pretenden enjuiciar estas posturas, llegando al colmo de etiquetar de inestable, poco confiable y desleal de quienes la profesan.

 

Seguramente, quienes lo hacen así, se destacan por la mediocridad de lo que hacen y su infinita ignorancia en lo trascendental y realmente preocupante para el colectivo de un país. Ser formado en los valores de las ciencias, permite la objetividad clara del objeto por lo que se lucha, como se disputa y sus formas variadas de hacerlo. Es por ello, que los comentarios  carecen de importancia, sino suman los esfuerzos en lo que se logra.

 

La Republica, rechaza profundamente las posturas de ambos sectores existentes en la disputa política, pero de hecho los ciudadanos crecen cada día mas en su incertidumbre por cualquiera de los dos, así lo afirman, los estudios de opinión, serios y técnicos en su realización. Es por ello que estas posturas son de profunda reflexión y obligan seriamente a una redirección de los esfuerzos en el quehacer político del sector al que nos apegamos cada día mas, y del cual hemos realizados evidentes y notorios esfuerzos de permanecer. LA OPOSICION VENEZOLANA.

 

Del pasado y los estilos de conducción de la IV republica, no deseamos repetir, aunque muchos de nuestros dirigente insisten en refrendar, la lucha por el Partido Político sobre los intereses de la Patria, son inaceptables, el personalismo en verdadera caída, no establece la seguridad de triunfo y la conducción por intereses económicos o por el poder mismo, enferman a una sociedad que busca valores en la crisis de la Nación. Algunos están entrampados realmente, no el caso así de la mayoría.

 

Un Estado Social, que convierta al ciudadano, su familia y su comunidad en exitosa, prospera, digna, libre y democrática lograra crear las condiciones necesarias para que los ciudadanos logren concebir en tal propuesta el camino a seguir. Es en ello que la visión compartida en un mamotreto llamado Unidad nunca lograra tales efectos, proponemos una coalición política, donde la responsabilidad del cambio requerido sea de todos e interpretada por todos, a pesar de la heterogeneidad social, necesaria y útil en todo país.


Enlace Informativo, Blog:
elestadosocial-latinoamericano.over-blog.es

Elaborado por:
JOSE ERNESTO PONS B.
Ciudad Ojeda, estado Zulia, Venezuela
28 de Marzo del 2010

Compartir este post

Repost 0
Published by jose ernesto pons b - en politica
Comenta este artículo

Comentarios