Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
6 marzo 2011 7 06 /03 /marzo /2011 15:08

Desde Oriente a Occidente, países de todas naturalezas le retiran el apoyo a la gestión gubernamental de Gadaffi, ahora sus paisanos más cercanos que son la Liga Árabe le han retirado el apoyo al “revolucionario” que afirma a la usanza nazi, que “Miles de libios morirán en caso de que EEUU o la OTAN intervengan” en Libia, eso ha dicho ante sus seguidores.

 

 

GADAFI.jpg

 

Moisés Naím, afirma en el Pais.com, (2011), ¿Quién hubiese imaginado que Muamar el Gadafi pasaría a la historia como el gran creador de consenso internacional? No es fácil poner de acuerdo a las 192 naciones del planeta. Gadafi lo ha logrado. El mundo entero ha denunciado al dictador libio por masacrar a civiles inocentes. El mundo entero, excepto dos jefes de Estado: Hugo Chávez y Daniel Ortega: el eje de los despistados.

 

gadafi-y-el-socio-de-chavez.jpg

 

¿Despistados?, nos preguntamos los venezolanos, al comprender que el rompecabezas armado en base a nuestros petrodólares y que alineaban a todos aquello dictadores que hoy por hoy, sus propios pueblos logran zafarse de estos en una protesta mundial por la dignidad y la libertad; descuadran definitivamente los intereses del discípulo de Fidel Castro en Latinoamérica, pretendiendo defender lo indefendible.

 

Por otro lado, es importante resaltar, que estamos en el principio del fin y la instauración de la cultura de la Paz, va creando en la humanidad una conciencia sólida. Estos reales cambios, afectan a tal volumen de personas y territorio, entrañado tantos posibles cambios políticos y geoestratégicos, logrando un impacto potencial en la economía mundial, tanto desconcierto en las diplomacias, que cuesta imaginar que el siglo XXI depare muchos acontecimientos de estas características.

 

cultura_de_paz.gif

 

Un “Tsunami” político, social y económico de pueblos que los más sofisticados analistas no lográn dilucidar lo que está ocurriendo. Una "revolución árabe" resulta reductico, porque puede acabar afectando a países no árabes como Irán y América Latina el eco de estos tambores retumban en los estados que no logran, ni lograran satisfacer la demanda social por los derechos a una vida digna.

 

 

tsunami-epicentro.jpg 

 

La época del miedo ha terminado, las sociedades árabes aspiran a la libertad que les han negado unos Estados incapaces de darle pertinencia a la vida de los ciudadanos o a dictadores ajenos a las aspiraciones de libertad de unas sociedades mayoritariamente jóvenes. Para los revolucionarios, recordamos  que el espíritu de estas se hacen por ideas y sentimientos, y lo que sucede ahora, se que alza como emblema en la dignidad humana.

 

También es reductico explicar la revolución por factores económicos únicamente, aunque existan. Sobrepasa el sentimiento popular, al mismo estilo de mitológico juicio de Osiris (El juicio de Osiris es el acontecimiento más importante y trascendental para el difunto, dentro del conjunto de creencias de la mitología egipcia) en la balanza del juicio de Tot (es el dios de la sabiduría, la escritura, la música, los conjuros y hechizos mágicos y símbolo de la Luna.) de estos opresores les llega su fin.

 

mitolo-egipcia.jpg

 

 

Por otro lado, las contradicciones entre el club de dictadores “revolucionarios” y sus aspirantes en el caso de las afirmaciones  de un lado y del otro. Es el caso seguramente de Fidel Castro, quien mantiene que la violencia en Libia es culpa de la OTAN, y no de Gadafi. En esto, el dictador libio discrepa de su colega, el ex dictador cubano, ya que, según Gadafi, detrás de los disturbios en su país está Al Qaeda, y para Chávez, quien detrás está es el imperio norteamericano. ¿Cómo entender?

 

 

ELABORADO POR:

JOSE E. PONS B

Venezuela, Zulia, Maracaibo /2011

 

ENLACES INFORMATIVOS:

 quepasa.com.ve

equilibrioinformativo.com

ultimasnoticias.con
elestadosocial-latinamericano.over-blog.es
joseernestoponsb.over-blog.es


Compartir este post

Repost 0
Published by jose ernesto pons b - en politica
Comenta este artículo

Comentarios