Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
11 agosto 2021 3 11 /08 /agosto /2021 11:11
SENCILLAMENTE ROBIN WILLIAMS

La mañana del 11 de agosto de 2014, el mundo amaneció conmocionado por la triste noticia de la muerte del célebre actor Robín Williams. Una figura construida bajo la sombre del arte, el teatro y las bondades como virtudes que sin duda alguna tuvo y  que pudo haber dejado, un legado importante en un mundo donde los modelamientos se requieren para así hacer más bonita las realidades.

El drama de la vejez, las enfermedades que acompañan el final de un ciclo de vida que para muchos fue extraordinaria; en el marco de su rol como protagonista de las figuras de Hollywood que marca la importancia de tenerlo que mencionar y no dejarlo a un lado como figura importante en la vida del teatro y la televisión.

 

Aparentemente la carga pesada de un cuerpo que afloraba síntomas de enfermedades varias, y  con repercusiones en sus conductas de vida, hace que este evento encontrara un final, triste, poco alentador y poco deseado para los millones de quienes admirábamos los dones de Robín Williams. Una muerte alejada del potencial de Dios en la vida de este que decidió no asumir a creador dentro de las soluciones posibles y sobrenaturales.      

Sin pretender caer en el disfrute insano de los eventos, Robín tenía por entonces 63 años, enfrentaba el miedo a no poder volver a hacer reír, el dolor aún irresuelto de su separación de Marsha Garces, lo que hace entender un impacto emocional que entre las enfermedades, el consumos de drogas y la depresiones transformaron al héroe de “Vietnam” en un triste recuerdo que dejo de ser bonito ante la abominación de quitarse la vida, lo cual, desagrado profundamente a quienes pensábamos en un legado tan admirable.

 

Sin la mínima intención de  que esté presente sea objeto de una crítica destructiva, pasa a la historia como alguien que se llamó Robín Williams. Seguramente, no deja un sabor agradable ante tantos aportes al espíritu humano. He allí donde se genera nuestro desagrado profundo, al acudir a la Biblia, logramos visualizar que la palabra de Dios declara la santidad de la vida: “No matarás” (Éxodo 20:13). Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia”. (Efesios 5:29). Por lo tanto, es difícil defender la vida y a la vez estar a favor del suicidio. A pesar de que  somos nuestro propio “poder superior,” ¿podemos hacer con nuestras vidas lo que queramos?

Nuestra posición, irrevocable es que Dios es el Señor de todo lo que existe, conserva la propiedad sobre nuestras vidas y sus días. Él es el único que puede determinar cuándo termina o hasta cuanto estaremos en el plano terrenal.  Por lo tanto, centrándonos a los que nos trajo al presente, pudiésemos entender que en la historia de la humanidad, los grandes hombres y mujeres que dieron un aporte importante en cada una de sus áreas, no sellaron particularmente su legado con el suicidio, todo lo contrario, les faltó tiempo para lograr sumar a la humanidad, más aportes que enriquecieron la historia.

 

Dr. José Ernesto Pons B/@joseponsb/De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17).

Compartir este post
Repost0

Comentarios