Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
16 agosto 2020 7 16 /08 /agosto /2020 10:39
VENEZUELA: ¿ALTO AL FUEGO O CESE A LAS HOSTILIDADES?

El alto el fuego (también conocido como cese el fuego) es la detención temporal de una guerra o de cualquier conflicto armado, en la que los bandos enfrentados acuerdan, mutua o unilateralmente, el cese de las hostilidades. El cese el fuego, es la detención temporal de una guerra o de cualquier conflicto armado, en la que los bandos enfrentados acuerdan, mutua o unilateralmente, el cese de las hostilidades.

 

El 24 de diciembre de 1914, durante la Primera Guerra Mundial, en la denominada Tregua de Navidad, hubo un alto el fuego transitorio, no oficial, entre alemanes y británicos, sin que hubiera ningún tratado firmado. La Guerra se retomó al cabo de unos días. Por otro lado, El papa Francisco consiente de este conflicto armado, abogó por el cese de la violencia en Venezuela, y reiteró su llamado a dirimir las diferencias.

 

Es así, cuando dos enemigos se enfrentan en acciones de guerras y donde alguno de ellos será el vencedor. ¿Pero qué ocurre cuando solo existe un solo bando? los venezolanos ante estas situaciones, ¿pudiésemos solicitar al Régimen de Nicolás Maduro, el cese de las hostilidades? El drama de los venezolanos que vivimos es un drama de guerra, sea calificada o no como tal, el hecho es que es así. Hay represión, asesinatos, presos políticos, impunidad y no hablar de la violación de los Derechos Humanos, como antes no visto. Esta es la verdad de nuestra Patria.

 

 

Hoy la devastación causada por el régimen, logra que estemos diezmados, esto llega a las puertas y nadie escapa de esta realidad; sufriendo las consecuencias los venezolanos hasta el extremo de conseguir la muerte indigna como también, la del entorno “revolucionario” cada vez más evidente, estas no logran consuelo al pueblo, pero ofrecen un rostro de la “justicia Divina” en estos hechos. La destrucción de las instituciones de salud evidenciadas en el colapso general de los hospitales y ambulatorios, que carecen de lo más mínimo y necesario para funcionar, además de esto, no existen protocolos y menos medicinas para enfrentar las crisis del COVID-19 y las demás crisis preexistente de la nación, ahondaron mucho más sus exigencias. Servicios generales inexistente para la mayoría de la gente y la carencia de gasolina, termina como corolario ante el drama nacional.

 

Para el cierre, como en la guerra, la indolencia hacia la vida de nuestros militares, inocentes o no de la penuria gubernamental, colman nuestros cuarteles y dependencias de salud, sin lograr respuestas a su postración ante la muerte, la población y las familias de estos, quedan seguramente en la total orfandad. (Nos preguntamos, ¿valdrá la pena dar la vida por estos reducidos grupos privilegiados del gobierno? ) Para colmo, la credibilidad, la intervención cubana, entre otras le ofrecen el toque final a un grupo de personas que usurpan inmoralmente el destino glorioso de una Nación libertaria y a los cuales, hoy, lo más digno que pudiesen hacer en renunciar e irse a esperar del destino, lo que sembraron.

 

Dr. José Ernesto Pons B. / @joseponsb / La regla de oro. Pedid y recibiréis, buscad y encontraras y si llamas seremos atendidos., La Biblia: Mateo 7:7-12

E-mail: solucioneslatinoamericanas@gmail.com

Compartir este post
Repost0

Comentarios